El juego más antiguo

Cuento para niños. Loqueleo, 2017

El juego más antiguo es un cuento sobre la tolerancia, el odio y la imaginación, que se ponen en juego en un entorno fantástico y dan lugar a una imagen de la empatía: esa cualidad tan necesaria de ponernos en el lugar de otras personas. La narración –cuya primera versión apareció en el libro El país de los hablistas (2001)– está ilustrada por el mexicano Isidro Esquivel.

De la contraportada:

Expertas en el arte de la transformación, Bondur y Antazil, dos brujas que han sido enemigas desde tiempos inmemoriales, deciden por fin enfrentarse en un duelo que decidirá quién es la más poderosa. De águila a tierra, de ave a lombriz, de tiempo a enfermedad, ambas mutan una y otra vez durante años, décadas quizá. Hasta que, a punto de darse por vencida, como golpe de gracia, Antazil se convierte en Bondur y Bondur, en Antazil… ¿Quién ganará esta batalla en el juego más antiguo?

Notas sobre El juego más antiguo

  • Ficha en el sitio de la editorial.

Comentarios

2 respuestas a «El juego más antiguo»

  1. La sinopsis me recuerda a una historia de Sandman por Neil Gaiman, donde Sueño tiene que jugar con uno de los duques del infierno para recuperar su casco al más viejo de los juegos que es también la transformación.

    1. Bueno, es también lo que sucede en la película La espada en la piedra, que a su vez está basada en una novela de T. H. White, Camelot… No sólo es un juego, sino un tema antiguo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.