Antes que nada, una disculpa por la falta (si a usted le importa semejante falta) de “libro del mes” el día de ayer. Pronto habrá una compensación.

Ahora, una propuesta análoga a las de las últimas semanas pero con una encomienda (una restricción para estimular la creatividad, como las que le gustaba emplear a Italo Calvino) de otro orden. La idea es escribir una historia, nuevamente de alrededor de una cuartilla, del siguiente modo: que la primera frase sea de sólo una palabra, que la segunda sea de dos, la tercera de tres, la cuarta de cuatro…, y entonces vuelta a empezar, es decir, que la quinta frase sea de una sola palabra, la sexta de dos, etcétera.

La idea es sugerir un ritmo claro y constante: uno, dos, tres, cuatro. Queda la propuesta, a ver qué pasa.