Para compensar el retraso de dos días, una propuesta simple: escribir un texto sobre un personaje que esté definido por su nombre. Red Scharlach, personaje de un cuento de Borges, se llama así porque es un gángster, y su creador alude así dos veces al rojo de la sangre. Las personas impuntuales reciben a veces el apodo de «Zeta». ¿Catarino Rápido (protagonista de una añeja historieta mexicana) lo es realmente? ¿O no? (Alejandro Céssar Rendón, guionista, dramaturgo y maestro de numerosos escritores, propone este ejercicio en sus clases.)