20140705-180246-64966624.jpg

Cuento. ERA, 2014 (reedición)

Gente del Mundo, publicado originalmente en 1998 y reeditado en 2014 en una versión ampliada, corregida y definitiva, no cuenta una sola historia sino muchas: es el catálogo de los pueblos que habitan un mundo imaginario, o tal vez nuestro propio mundo en un tiempo muy remoto.

Un pueblo conquistado que se niega a mostrar cualquier sentimiento para volverse más fuerte que sus opresores; otro de guerreros tan gordos que deben ser lanzados por catapulta para llegar al campo de batalla; otro que asusta a todos los demás con sus ideas de lo que es bello; otro de gente que escribe todos los hechos de su vida a medida que suceden; otro que vive en un trance perpetuo; otro que no entierra a sus muertos y en cambio llena con ellos sus ciudades… Textos breves, de no más de una o dos páginas cada uno, describen cada cultura dando el nombre que ésta se da a sí misma, sus características y costumbres, y casi siempre alguna anécdota. En cada texto se cuentan sucesos extraordinarios… y a la vez se pueden encontrar semejanzas con nuestro propio presente: las pasiones son las mismas que aquí, así como los errores, los miedos, la capacidad para la violencia y para la belleza.
Alternadas con estas narraciones hay también una serie de imágenes que, se supone, ilustran la vida de algunos otros pueblos…, pero son imágenes “perdidas”: sólo quedan sus descripciones, de modo que cada lector podrá imaginarlas como desee.
El libro se presenta como una edición de un texto antiguo y rodeado de misterios: no se sabe si está completo, se nos dice; no está claro cómo se perdieron las ilustraciones, no se sabe tampoco qué tanto es verdad de las biografías de sus autores: un explorador llamado Damac de Jeramow y una artista llamada Auko la Ignota, que incluso podrían no haber existido en absoluto, y ser sólo parte de una leyenda, como lo son Homero o Vyasa en la historia de la literatura que conocemos.
Un apéndice, que se convierte en dos, que se convierten en tres, propone diferentes versiones de la historia detrás del libro y termina por decir algo acerca de por qué, pese a todo lo que puede salir mal en el empeño, es importante mirar el mundo, representarlo, y también imaginarlo: inventarlo otra vez.
El libro fue considerado uno de los mejores títulos de narrativa publicados en el año de su aparición por el suplemento La Jornada Semanal y es uno de los más celebrados de su autor.

De la contraportada:

Puede que este breve libro sea apenas un resto, una ruina, lo que queda de una miríada de civilizaciones. Un puñado de textos muy breves, donde en un gesto crucial queda esbozada una cultura. Una colección de ilustraciones que producen la imagen alegórica de todo un pueblo.
Puede que este breve libro sea una colección de futuros, un lugar donde algunos ejemplos sirven como conjuros que, además de convocar con la precisión de muy pocas palabras, sugieren variaciones, series. Se quedan en la memoria y sugieren también lo que no dicen.
Alberto Chimal es el mejor lector en los últimos años de Calvino y de Borges porque en vez de admirarlos desde la cita, se aboca a volver a imaginar. En un medio sobresaturado de fidelidades a la prensa, este libro reaparece y refresca un panorama editorial unánime. Hay que celebrarlo. Hoy Gente del Mundo es más importante que nunca.

Más información sobre el libro se puede encontrar en esta página.

Muestras disponibles en línea

Notas sobre Gente del mundo

Booktrailer