#Escritura2017: el argumento paradójico

Un breve ejercicio de escritura, que podríamos llamar argumento paradójico, inspirado por un par de lecturas recientes en talleres y por el famoso argumento de Chéjov.

Supongamos que en una narración una persona recibe lo que parece ser una muy buena noticia. En su famoso “argumento”, que Antón Chéjov nunca desarrolló como cuento completo –y por lo mismo es más atrayente, más misterioso–, él elige plantearlo así:

Un hombre, en Montecarlo, va al casino, gana un millón (…)

¿Qué pasaría si este suceso, sin embargo, fuera por el contrario el aviso de un cambio terrible en la vida del personaje? Chéjov termina su argumento escribiendo que el ganador del millón

(…) vuelve a casa, se suicida.

La acción, aparentemente absurda, se ha intentado explicar en centenares de ocasiones en narraciones que inventan motivaciones y antecedentes para el suicida (algunas, incluso, fueron propuestas por lectores de este sitio en la nota que enlacé arriba).

Sin embargo, las circunstancias precisas que inventa Chéjov no son las únicas que se pueden imaginar para el argumento paradójico. Por el contrario, puede servir cualquier causa que tenga un efecto radicalmente opuesto a la que supuestamente debería tener, es decir, que vaya contra nuestras expectativas de la manera más completa o sorprendente posible. Algunos ejemplos:

Una mujer y un hombre que se odian se casan y viven felices, juntos, por el resto de sus vidas.

Una persona recibe un diagnóstico de cáncer terminal y organiza una fiesta enorme para celebrar.

Una mujer gana un puesto muy codiciado en una gran empresa –altísimo sueldo, poder de decisión, grandes posibilidades de ascenso– y renuncia el primer día.

La propuesta es inventar algún otro de estos argumentos paradójicos y desarrollarlo luego. Quien lo desee, puede utilizar la sección de comentarios de esta misma nota.

Antón Chéjov, dos caras.

16 Comments

  1. Aline Gaytán 02/09/2017 en 11:56 pm - Responder

    El cirujano ordena que se prepare al paciente y se le ingrese al quirófano, se viste, lava, se pone guantes quirúrgicos, ingresa a la sala, observa al paciente, extiende la mano y dice: “bisturí”, lo recibe, lo acerca al cuerpo que está frente a él y lo degüella.

  2. failo Vázquez 03/09/2017 en 1:30 pm - Responder

    Nadie se imaginaba que el reconocimiento internacional habría de llegar. Llevaban ya treinta años luchando para sacar adelante la Fábrica de Calzado y a punto estaban de cerrar pues las demandas laborales los estaban asfixiando.
    El reconocimiento decía así: La Asociación Internacional de Fabricantes de Calzado con sede en Boston Massachusetts Otorga a Calzado Zafiro S.A. de C.V. el Premio San Crispín por su aportación a la industria con su Sistema de Células de Producción el cual a transformado de manera impresionante la productividad de los trabajadores.
    El premio, consistente en la Medalla al Mérito Industrial y 20 millones de Dólares, será entregado a ustedes en ceremonia solemne el dia 19 de Agosto del presente año. Favor de confirmar su asistencia al Magno Evento que se llevará a cabo en el Boston Convention Center en punto de las 11.00 A.M

    Ese premio no solamente resolvía todos sus problemas financieros sino también les permitiría reconvertir la Fábrica para lograr el sueño de su vida: Ser líderes en la Industria de Calzado nacional y competir con las grandes empresas trasnacionales.
    Organizaron una cena con todo el personal para compartir con ellos el importante logro y repartir un bono de premio a los empleados con mayor antigüedad y mejores récords de productividad, puntualidad, asistencia y comportamiento.

    El dia de la cena, tomó la palabra uno de los dos socios y felicitó a todo el personal de esta manera.

    “Estimados colaboradores.-

    Hemos sido galardonados con el mayor reconocimiento que se le puede entregar a una empresa manufacturera de calzado en el Mundo.
    Este premio es el resultado del esfuerzo de todos ustedes y de la determinación de mis socio Ramiro y un servidor para lograr un sueño que desde hace más de treinta años nos forjamos.
    Días difíciles hemos pasado para lograrlo y hoy el trabajo constante se ve reflejado en este reconocimiento.

    Agradezco de corazón la confianza que mi socio ha depositado en mí y el apoyo de ustedes en esta difícil tarea.
    Las demandas laborales originadas por la inconcebible cerrazón de los líderes sindicales, han quedado resueltas por completo y podemos decir que la empresa verá en los próximos años sus mayores logros.
    Junto con mi agradecimiento, presento ante ustedes y ante mi socio, mi renuncia con carácter de irrevocable y les deseo la mejor de las suertes.”

    El socio y el personal en general se quedaron completamente desconcertados. Rafael renunciaba en el mejor momento de la empresa y su experiencia era fundamental para alcanzar los objetivos trazados.

    Una tormenta se avecinaba en la organización.

  3. Daniela 03/09/2017 en 3:43 pm - Responder

    Daniel había puesto todo lo necesario para revelar en el cuarto oscuro. Ocho horas de filmación continua tenían que valer la pena.
    Cuando fue momento de prender la luz y poner a secar fue feliz: no había figuras, ni una sola.

  4. Angélica Ramos 03/09/2017 en 3:54 pm - Responder

    Un hombre recibe una noticia. Tiene cáncer terminal y le quedan seis meses de vida. Entonces decide ejercer su crédito de vivienda; conforme a la ley, cuando muera, la deuda quedará saldada y la propiedad pasará a manos de su esposa.
    Han pasado diez años. Y el mismo hombre pregunta a su líder sindical si puede regresar la casa.

    • Indira 06/09/2017 en 9:46 am - Responder

      Excelente sentido del humor, jajajajaja.

    • Alberto Chimal 07/09/2017 en 11:36 am - Responder

      Este solamente requiere un poco más de extensión para quedar redondo, me parece.

  5. Indira 06/09/2017 en 9:41 am - Responder

    Mi frase para hacer el cuento con el que participaría en el concurso de cuento de ficción, me lleva a organizar la fiesta de quince años de mi sobrina.

  6. Miguelina Reyes Hernandez. 06/09/2017 en 7:17 pm - Responder

    Los noticieros de dejaban de informar por radio, TV, e internet la peligrosidad del meteoro que se aproximaba cada vez mas a la Riviera maya. se trataba del huracán mas grande de todos los tiempos; ni siquiera había una categoria donde clasificarlo. Ante las ráfagas de viento que desgajaban todo a su paso, la gente corría despavorida sin rumbo fijo, solo por el puro instinto de supervivencia.A las playas de Hopelchén llego la marina, desalojando a todas las personas que habitaban frente al mar, avisando con los altavoces ¡¡-Salgan todos de sus viviendas, y acudan a algún refugio!! ¡¡El huracán esta entrando por esta parte del mar!! ¡¡Corran…ya no pudo terminar la frase, una violenta ráfaga de viento le arrebató el micrófono, elevando al hombre por los aires. De pronto el cielo se cubrió de un tono gris acerado, y el azul turquesa del mar, se tiño de un color verdoso ocasionado por el abrupto arrancamiento del sargazo, mismo que vomitaba mezclado en forma de gigantescas olas que devoraban las playas y todo lo que encontraban a su paso. El hombre corroboro que las cortinas anti-ciclónicas estuvieran ajustadas y cerro con doble llave su vivienda; luego, dirigiéndose hacia el mar, exclamo; -es un buen día para nadar.

    • Alberto Chimal 07/09/2017 en 11:37 am - Responder

      Es un comportamiento paradójico, realmente. ¿Quién es este comentarista?

  7. Tormenta Gráfica 10/10/2017 en 10:45 pm - Responder

    Pinocho
    El hada azul, al fin, lo transformó en un niño de verdad.
    Sonriente, el pequeño comenzó a pudrirse bajo la luz de la luna.

    Crimson Bat

  8. Javier Cuesta 29/10/2017 en 2:44 am - Responder

    El hombre sentado frente a mí en el tren, mira el reloj, mira por donde vamos, al reloj otra vez. Si hay alguna parada entre estaciones por causa del tráfico ferroviario resopla. Lleva así todo el viaje, no para. Me está poniendo nervioso ¡Y yo voy hasta el final! Así que en cada parada espero que se baje. Pero él sigue: reloj, ventana, reloj, resopla. Llegamos al final de línea, nos bajamos, y me entra la curiosidad ¿A dónde irá que lleva tanta prisa? Lo sigo. Es muy raro, parece que va al suburbano, pero no, sale a la calle, tampoco ¿Qué hace? Al final vuelve al mismo tren que acabamos de dejar y que ahora sale de vuelta. Desde el andén lo miro boquiabierto a través de la ventana. Mira el reloj, mira hacia fuera, su mirada se para en la mía. Yo miro mi reloj, resoplo, y salgo a toda prisa.

  9. Raúl Rojas 15/11/2017 en 1:07 am - Responder

    A una mujer joven le diagnostican que es alérgica a la picadura de abeja. Busca un panal, se acerca a las abejas y las provoca para que la piquen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.