He aquí un ejercicio muy simple: describir un lugar con tanto detalle como se pueda pero sin mencionar ningún detalle visible: que en el texto sólo se puedan encontrar impresiones del oído, el tacto, el olfato y el gusto. La sección de comentarios queda abierta para quien desee participar.

"Niña grande sin ojos" de Julian Schnabel. Fuente: telegraph.co.uk

Niña grande sin ojos de Julian Schnabel. Fuente: telegraph.co.uk