83 novelas

He aquí un libro nuevo e inesperado:

Estas 83 novelas son un proyecto aparte de los otros que, si todo sale bien, aparecerán en meses por venir o a más tardar en 2012. Y no son novelas, en efecto, en el sentido convencional del término. Ninguna mide más que unos pocos renglones…, pero esto significa que se atienen al significado original de la palabra, que proviene del italiano de hace muchos siglos: novella era una nota pequeña, una noticita, un aviso breve. Esas mini-historias crecieron con el tiempo y por eso se ven ahora tan sólidas y gruesas, pero su origen es ese, diminuto y flaco.
      (También, claro, se les podría llamar minificciones. Si lo desean, pueden hacerlo. Más abajo está el prólogo del libro, donde vienen mis razones.)
      Otro detalle de este proyecto: lo encontrarán fácilmente, pero no en librerías. El tiraje impreso, muy artesanal y pequeño (150 ejemplares, hermosamente editados por Raúl Berea y Erika Mergruen, los amigos detrás del proyecto de libros libres La Guillotina), no se venderá e irá circulando como pueda. Por otro lado, el libro se puede descargar aquí mismo, totalmente gratis.
      Las opciones:

  1. 83 novelas en formato PDF
  2. 83 novelas en formato Epub (para la mayoría de los lectores de libros electrónicos)

Es un poco un experimento, ahora que los libros electrónicos están disputando cada vez más terreno a los impresos. Con cierta frecuencia, algunas personas me preguntan por tal o cual texto mío que no se puede hallar por ninguna parte. No todo lo que he publicado ha tenido los mismos problemas, pero tal vez la solución para esos libros a medio perderse podría la distribución digital. Además, existe la posibilidad de que algunos libros futuros de los que mencioné al comienzo, y que aparecerán con editoriales que imprimen en papel, sean llevados también por la ruta electrónica.
      Si se animan a descargar y conocer 83 novelas, por favor consideren también hacérmelo saber aquí mismo, o bien en Facebook o Twitter. Veamos qué sucede.
      Y si se animan a leer el libro, ojalá les gusten las historias.

* * *

Algo que no dice el prólogo, porque no hace falta: todos los textos del libro fueron escritos y publicadas inicialmente en Twitter. Entonces aparecieron entre muchas otras notas, por igual intentos de cuento que enlaces o conversaciones, y fueron leídas por quien seguía mi cuenta y estaba en línea cuando las fui publicando, lo que sucedió a lo largo de varios meses del año pasado. Esta experiencia de publicación y lectura inicial sirvió para lo que hice después: reunir los textos que querían ser historias, revisarlos, desechar casi todos, ordenar los que quedaron para crear el libro. La experiencia inicial es irrepetible, y no se queda en los textos en sí: éstos pasan del espacio en movimiento y fugaz de Twitter a asentarse en otros, y buscan ser leídos como historias a secas, y no como historias hechas de tal modo o concebidas en tal lugar.
      En estos días que se discute la escritura en Twitter, algunas personas desprecian todo lo que se escribe allá comparándolo con lo que pueden hallar en un libro impreso. La comparación me parece injusta porque ninguna cuenta de Twitter es una obra “terminada” en el sentido tradicional: por el contrario, es un espacio virtual que puede servir como laboratorio de escritura literaria (y esto, en todo caso, no es siquiera una obligación impuesta por el medio sino una elección). Twitter sirve para intentar y equivocarse, para lanzar versiones diversas de una idea o argumento a posibles lectores, para interactuar con ellos y modificar o añadir o descartar. Y si bien un texto siempre tiene una relación con su contexto, y con su medio, creo que esa relación puede modificarse: que la escritura –que ciertas escrituras– pueden pasar de un medio a otro y continuar leyéndose. 83 novelas, como otros libros que sin duda habrá o incluso hay ya por allí, intenta ser una prueba de eso.

* * *

Ahora sí, el prólogo:

Inicial

El título no miente. Lo que sigue son 83 novelas. No se deje engañar por las ideas recibidas. Considere:

  1. Los mundos narrados son pequeñísimos en la página pero se amplifican en la imaginación.
  2. De la misma manera, los personajes tienen toda su vida alrededor (arriba, abajo) de lo que se dice de ellos.
  3. No hay que dejarse engañar por las semejanzas entre algunos comienzos o algunos finales, que por lo demás son evidentes en los textos agrupados en las series “Libros” y “Aventuras”. Este tipo de novela pequeñísima tiende a escribirse en series de versiones y variaciones y a refinarse no tachando y agregando, sino desechando el texto entero y volviendo a comenzar.
  4. Por esta razón el grueso de las novelas, apodado aquí “Muchedumbre”, tiene historias con títulos numerados de forma aparentemente caótica: son una selección de series en progreso.
  5. Las series en progreso son ensayos de diferentes versiones de un mundo, o de muchos mundos diferentes pero cercanos: lo que cuenta es la mutación.
  6. Más de cuatro novelistas convencionales se beneficiarían de tirar a la basura, todas juntas, nueve de sus once novelas de 748 páginas; es sólo que no se atreven.
  7. ¿No dice usted que las novelas revelan el carácter de quien las escribe? ¿Que se refieren a su tiempo? ¿Que se dejan leer fácilmente?
  8. Cosas más feas y farragosas, de menos corazón y peor cabeza, se venden como novelas y usted va y las compra.
  9. En el peor de los casos, siempre puede agregar agua y agitar violentamente hasta que salte el tapón y los otros mundos se derramen sobre éste, todos espuma y olor de letras y sonidos visibles.

A.C.
Los Ángeles, noviembre de 2010

Publicado por

Alberto Chimal

Escritor/Writer

77 comentarios sobre “83 novelas”

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. Felicidades por el libro. Me alegra que hayas decidido crear compilaciones de los tweets para que no se pierdan en el caos que son las TL.

    Ya lo descargué y estoy a punto de ponerle los tentáculos encima, pero hay manera de conseguir fácilmente el libro impreso para los que tenemos fetiches con el papel?
    😛

  3. Alberto… muchas gracias por inclinarte un poco a ese mundo de la publicación digital. Este año igual publiqué un libro de minificciones (microficciones, cuentitos, novellas, moscas…) de manera digital y no le ha ido mal. El proceso fue y todavía es divertido.

    Como lector que le agradan tus obras, de verdad lo agradezco, porque la pesquiza de dos de tus libros impresos se convirtió en una lucha encarnizada (Grey y Los Esclavos). Aún cuando las búsquedas en papel son entretenidas y valiosas, porque eso son las búsquedas, se agradece cuando uno se pone fácil (¡al menos uno!)

    Recomiendo que eches un vistazo a la publicación en amazon y en otros medios electrónicos, aún si el libro es gratuito vale mucho la pena. Son medios de difusión tremendos (Claro que eso de difusión de obras suena feo y perdón, haz como que no lo dije. Tantas veces he escuchado eso de “difundir la obra” como una excusa para hacer porquerías que bueno). Aún cuando el mercado en México está corto, en España está grande y no sólo eso, otros países de habla latina, incluso los mexicanos en Estados Unidos, quieren leer en español y quieren buenos autores.

    Si necesitas ayuda para eso, échame un grito. Yo con mucho gusto te puedo platicar como funciona. Un abrazo, ya descargué tu libro y tan pronto como se pueda, ¡a leer!

  4. Sí y sí. Sí ya lo descargué y sí, quiero mi edición guillotinesca.
    [¡Abrazos!]
    Y sí, acabo de empezar a leerlo, ahora mismo…

  5. ¡Listo! Descargado.
    Pude oir una de las novelas en 140cc el mes pasado.
    Estudio por las tardes en el Xavier Villaurrutia. ¿Por qué no dejas unos ejemplares ahí para venta? Saludos.

  6. con madre!!! descargando… sobre tu prólogo, Alberto, el número 8 está buenísimo, jejejeje!

    Con todo, no será la tuiteratura como una especie de “libro de arena”?

    saludos y felicidades y gracias por este nuevo librito 😀

  7. descargado y leído .
    hice la lista de mis favoritas , pero sin duda me quedo con Ada 3
    gracias Alberto por esta versión , opino igual como los demás no caería mal un ejemplar impreso .
    saludos .

  8. @Alberto Ruy, el epub es ideal para la iPad. Descárgalo y después arrastras el archivo a tu iTunes, cuando sincronices tu tableta se agregará de inmediato a iBooks (al menos así lo hago en la mac, no sé si el proceso cambie en para pc).

  9. La presentación de 83 novelas me recordó Centuria. Cien breves novelas-río de Manganelli.

    Que bueno que las tuyas están pensadas para ser en todo momento accesibles.
    Las descargo ahora mismo.
    Un saludo

  10. Estimado Alberto ya leí tus 83 novelas, solo te reclamo que son muy poquitas, podrían haber sido 365, una para cada día, aunque las leyera uno en un solo día.
    Por otro lado, sé que no te consideras poeta, para mí estas historias son irreductibles y deliciosas como la poesía…

  11. Muchas gracias a todos los que se han detenido a a leer esta nota. Gracias también a quienes han descargado el libro y a quienes lo han leído.

    Agustín, te avisaré del impreso y sí, la idea es ver qué más puede hacerse en el terreno digital. Mil gracias (y también por la nota de tu blog).

    Libia, perfecto. 😀

    Luévano, si te asomas mañana (martes 29) a la conferencia de #140cc que habrá en el Villaurrutia, me encontrarás, y llevaré ejemplares. 🙂

    Gracias por la nota de tu blog, Jesús.

    Espero que lo sea, Peter. Gracias.

    Me gusta lo del libro de Arena, David…

    Sol, con suerte se podrá lo del impreso, si no en este tiraje pequeñito (quién lo sabe) más adelante…

    Un abrazo para ti, Vicente, y gracias.

    Alberto, como te decía en Twitter, el formato epub es el mejor para iPad. Lo puedes leer con iBooks, Stanza y otros programas. Un abrazo y que disfrutes los textos.

    Eduardo, Mina, gracias a ustedes.

    Gracias por tu respuesta, Kitsune. 🙂

    Enrique, qué honor salir en una misma frase con Manganelli… Saludos.

    Quique, gracias a ti.

    Gracias, Magay, y ¿quién sabe?, tal vez algún día aparezcan las 282 que harían falta…

    Saludos y suerte a todos.

  12. Gracias por permitirnos leer tu obra, aunque sea en formato digital. Siempre preferiré la versión impresa pero es una maravilla poder tener tan de inmediato como nos lo cuentas 83 novelas.

    Lo he descargado ya y lo leeré de a poco.

  13. Felicidades por la iniciativa, Alberto, es muy buena idea. Ya descargué el libro en versión para Kindle y en pdf. Como siempre, disfruté mucho la lectura. Parece un lado b de “Grey”, ¿no? En cuanto a los libros tuyos difíciles de conseguir, voto por la digitalización de “El país de los hablistas”, que cometí el error de no comprar aquella lejana tarde en Sanborns. Saludos.

  14. “ninguna cuenta de Twitter es una obra “terminada” en el sentido tradicional: por el contrario, es un espacio virtual que puede servir como laboratorio de escritura literaria” no sabes que bien hace encontrar el eco de una pasión… gracias Alberto he descargado tu libro, y lo devoraré como cada uno de tus tuits… desde el azul turquesa de Cancun… abrazos de sol

  15. Hola Alberto. Ya bajé el libro, lo leeré de inmediato. Muchas gracias por compartirlo así. Sin embargo, me encantaría tener el impreso, siempre lo prefiero ¿será que pueda obtener uno? Gracias de nuevo.

  16. Que lo disfruten, Daniel, Rosana, Karla, Alejandro, David…

    ¿Ya ves, Manuel? 😛 Esa digitalización puede suceder, dicho sea de paso.

    Gracias, Liliana, de acá hasta Cancún.

    Adriana: sí, claro. Cuenta con él.

    Saludos a todos…

  17. Muchas Felicidades por tu cumpleaños Alberto…!!! Que tengas un día delicioso y divertido con tus seres más queridos…! Te mando un gran abrazo…!!!

    Me parece genial la idea de este libro con 83 novelas… Lo estoy descargando y luego lo publicaré en Facebook y Twitter. A leer…!!!

  18. Excelente libro, las novelas tienen mucha garra y sinceridad, me agradaron, en especial las tituladas: “El engaño” y “Plaza”, gracias por regalarlo, tenía muchas ganas de leer algo tuyo, en fin, saludos y despedidas desde la Facultad de Humanidades de la UAEM, acá en Toluca, es un orgullo que un escritor toluqueño tenga tanta relevancia a nivel nacional e internacional. Felicidades, nos veremos.

  19. Hola Alberto. He disfrutado mucho tu texto y te felicito por la novedosa manera de presentarlo. El lenguaje fluye de forma natural y las historias, me parece, tienen mucha fuerza. Sin embargo, me asaltó la duda acerca de la rapidez y facilidad con la que son leídas y esto me llevó a pensar si no estamos siendo absorbidos por la vorágine que representa el mundo informático y convirtiendo el acto de la lectura en una actividad un tanto vacía, sin una finalidad más allá de leer lo que sale y pasar a lo que sigue. Como te digo lo disfruté mucho pero siento una fuerte carga de inmediatez que me aterra un poco. Igual y simplemente me quedé con ganas de leerte más. Saludos.

    1. Hola, Jorge, y gracias por leer el librito. Sobre ese riesgo o peligro del que me cuentas, creo que es real, pero incluso para novelas muy largas u otros textos que no sean minificciones (así como para ciertas películas, o cierta música, o ciertos juegos)…, y sí, que desde luego hay quienes buscan ese consumo rápido y superficial. Pero también están quienes buscan otra cosa, incluso ahora. No sé si mis textos lo lograrán pero sé que hay minicuentos, tuits y demás textos brevísimos que se pueden repasar, releer, penetrar como koans o como aquellas antiguas historias sufíes.
      Saludos y suerte.

  20. Hola Alberto, yo descargué tu archivo para leerlo, gracias por compartir tus textos. Un saludo a Raquel (me dio clases hace algunos años en CIGCITE) 🙂

  21. Descargado y leyendo. Pude escuchar algunos textos en la FILO del año pasado y me quedé picadísima. Ya te cuento como va.

  22. Qué tal Alberto! Soy estudiante de la Lic. en letras hispánicas de la UdeG y lo que me propongo un poco es lo siguiente:
    En este semestre curso la materia de Diseño editorial II y en ella debemos editar un libro en su totalidad. Se trata de un libro con un máximo de 80 cuartillas. Por un lado, la maestra sugería que el contenido fuera un texto de nuestra autoría: lamentablemente mi escritura personal es muy árida aún (y quizá lo seguirá siendo por mucho tiempo); por el otro, que se tratara de un texto de dominio público. Si no me equivoco tus 83 historias se emparejan parcialmente con la segunda opción. Por ello me he propuesto hacer con ellas un poco lo contrario de lo que tú sugieres en esta entrada, pasar de la versión electrónica a la versión impresa. Todo ello, claro, si cuento con tu autorización. No está por demás decir que se trata de un proyecto escolar sin fines de lucro, ni nada por el estilo, y todo esto te lo comunico más que nada por cuestiones de honestidad y para evitar malentendidos. De antemano gracias. ¡Saludos!

    1. Hola, Julio. Me parece muy bien lo que me cuentas. Por supuesto que puedes hacer lo que me dices. Me encantaría ver fotos del libro terminado; ¿podrías enviarme algunas en su momento? Ojalá. Saludos y suerte.

  23. Hola,Julio me parece muy bien lo que me cuentas por supuesto que puedes hacer lo que me dices me encantaria ver fotos del libro terminado;¿podrias enviarme algunas en su momento? ojala.saludos y suerte

  24. Sr. Chimal, le agradezco que por este medio pusiera en mis manos su libro 83 novelas y la oportunidad de recorrer sus páginas: ser copartícipe de “jugar con lo que su lector ya sabe” como en su momento lo dijo usted.

    Saludos

Deja un comentario