[Actualización del 22 de noviembre de 2008: cinco meses después de su publicación inicial (que fue el 11 de julio), coloco en la sección de «especiales» esta nota. La razón: el proyecto al que se refiere comienza (¡por fin!) a ganar velocidad. Muchas gracias a todos los que han dejado sus propuestas hasta el momento. Pronto, más noticias… Y si tienen todavía un verso favorito que sugerir, se los agradeceré enormemente.]

Un mensaje para todos los lectores de esta(s) bitácora(s): solicito su ayuda.

Para un proyecto literario del que por el momento no puedo decir mucho (pero es gordo, interesante, y se revelará cuando esté listo) necesito versos: versos sueltos de poemas. Pueden ser de cualquier época, de cualquier lugar y tradición, de poetas consagrados o desconocidos; pueden ser frases completas o bien partes de una frase mayor que abarque varios versos. Lo importante es que sean del interés de ustedes, ya sea por bellos o por desconcertantes.

Si les interesa la poesía, si tienen algún poema favorito, si de pronto se encontraron con uno por casualidad en un libro o en la red y un solo verso les llamó la atención (si dijeron: «Éste es el verso, éste»), en todos estos casos agradeceré que dejen dicho verso en los comentarios de esta nota, incluyendo además el título del poema del que procede, su autor y (de preferencia) el lugar (libro, revista, sitio web) en el que el poema apareció.

He aquí algunos ejemplos:

voy por tu cuerpo como por el mundo
Octavio Paz, Piedra de sol

De tener tiempo y mundo suficientes
Andrew Marvell, «A su esquiva amada»

no más las dulces metamorfosis de una niña de seda
Alejandra Pizarnik, poema 12 de El árbol de Diana

durante la sospecha de la gran visita, mientras las costras sagradas se desprenden
José Carlos Becerra, «Batman» (de El otoño recorre las islas)

y abandonar mi mano sobre tu hombro izquierdo, y nada más
Marina Tsvietáieva, «A Rainer Maria Rilke». Publicado en http://amediavoz.com/tsvetaieva.htm

Sólo hay dos restricciones: no puedo usar versos originales ni material sin atribución (debe tratarse de textos que pueda citar en un contexto ajeno a ellos de manera legal y justa), y tampoco puedo usar letras de canciones, himnos y otros por el estilo.

Quienes me sugieran versos que pueda utilizar verán sus nombres en los agradecimientos del proyecto, y estarán invitados a la fiesta inaugural cuando llegue el momento. 🙂

Por último, les estaría muy agradecido si pudieran poner enlaces a esta convocatoria desde sus propios blogs o bien hacerla llegar a quien pudiera estar interesado. Es más: les agradezco desde ya.

Y ahora, para fines de simple entretenimiento, dejo un cortometraje animado en dos partes: La casa de fuego (1979), del cineasta japonés Kihachiro Kawamoto, cortesía de The Motion Brigades. (Viene en japonés subtitulado en inglés.)

Buenos días y saludos a todos.

Parte 1

Parte 2