Ahora, para agregar a la antología virtual de Las Historias, un regalo especial: un libro entero de minificciones, para celebrar el “fin del mundo” anunciado (sin ningún sustento) para mañana. El libro es El Fin del Mundo. Manual de uso, por el gran José Luis Zárate (Puebla, 1966), narrador mexicano pionero de la ciencia ficción nacional y ahora sumamente activo como escritor digital. El libro está disponible desde hoy para descarga gratuita aquí mismo. Y ahora, unas palabras del propio José Luis para sus futuros lectores:

Apocalipsis. Fuente desconocida

El Fin del Mundo. Manual de uso

Primero: Aquí un libro. Un libro para prepararse ante el Apocalipsis que viene (siempre viene uno, siempre alguno espera justo en el límite de nuestros temores, acercándose).
Es un libro de ficción breve. Minificción. Short Story. Nanorrelato. Twitteratura.
Cuentos de 140 caracteres, máximo.
Cuentos con un tema en común. El Fin del Mundo. Breve por si no hay suficiente tiempo antes de que llegue el Fin.
No es un libro físico, no aún. Es un libro impreso en bits.
Por cierto, gratuito.
Puede obtenerse aquí, en los siguientes links de descarga.

[box style=”download”]El Fin del Mundo. Manual de uso. Formato PDF[/box] [box style=”download”]El Fin del Mundo. Manual de uso. Formato ePub[/box]

¿Listo? ¿Descargado ya? Espero que les guste y si les gusta, por favor lean las siguientes líneas:

Un mundo se termina. El internet tal y como lo conocemos es demasiado libre para gobiernos y censores. Mil tijeras se acercan a los cables y se ha comprobado ya lo sencillo que es derribar a la red. En los 80s en grito era: La información debe ser libre. Después se añadió: y debemos generarla nosotros.
Nuevas palabras: Wiki, Creative commons, Open Source.
¿Saben? He encontrado maravillas en este mundo virtual, miles de gente ha dado generosamente sus conocimientos y habilidades, su arte más depurado a desconocidos, a invisibles usuarios.
Quisiera dar un poco a cambio. Una gota al océano que resuena allá afuera en la caracola digital.
Por ello este libro.

*

Un mundo se termina. La edición de libros, tal y como lo conocemos, se acerca a un cambio fundamental. La tecnología de lectura está alcanzando poco a poco el nivel del MP3 para música. Los dispositivos de lectura se abaratan y, más importante aún, son más accesibles. Cuando encontré un lector de libros hecho en Corea a $200 pesos supe que el cambio estaba aquí.
Hay nuevas maneras de ofrecer un libro. He experimentado con algunas: venta de una novela electrónica, distribución vía red a un precio increíblemente accesible, participación en festivales electrónicos de literatura en Twitter, cuentos en facebook, en blog, en revistas electrónicas. Posiblemente entre este año en el regreso a la novela por entregas ahora vía WiFi.
Bien, este libro es una muestra. Muestra de trabajo y muestra de formato.
Fue escrito para las redes sociales. Fue publicado en 140 caracteres originalmente. Es un libro eléctrico. Un volumen de bits. Es la nueva forma de las letras. O no. Nadie sabe el futuro pero puede que estas sea una muestra de uno posible, uno probable, uno que ya está aquí.
Por ello este libro.

*

Un mundo se termina. Lo que sucede en las Vegas, decían, se queda en las Vegas. Lo que se publica en las estados se queda, y eso con suerte, en los estados.
Ya no. El mundo de la distribución limitada se desmorona.
Lo que sucede en las Vegas se queda en Facebook. El Internet es una arena virtual (OK, con millones de pistas simultáneas) pero permite una comunicación más allá de fronteras y distribuciones azarosas. Más allá de prejuicios de mercado (el cuento, dicen, no vende ¿para qué molestarse en editarlo, en escribirlo?), de formato (Twitteratura, ¿qué se puede contar en 140 caracteres?), de género.
Bienvenidos a la Literatura de la Imaginación. Siempre ha estado aquí y su fuerza es enorme, pero supongamos que es algo nuevo. Vengan, acompáñenme en estos mundos donde vivimos porque la imaginación y lo fantástico, los sueños y quimeras son parte de la realidad (si no ¿cómo los conoceríamos?).
Por ello este libro.

*

Agradecimientos:
A Alberto Chimal, of course, por apoyarme en este proyecto, por darme generoso alojamiento en su red y, bueno, por ser quien es, que buenas personas hacen mucha falta.
A Manuel Barroso por ayudarme, también generosamente por amor al arte, en la programación de la versión ePub, mil gracias.
A ustedes, que llegaron hasta esta línea y espero lean el libro. Pueden copiarlo, rolarlo, enviarlo a amigos y demás. De preferencia denles este link porque así sabré cuántos han descargado este trabajo y si hay alguien aún allá afuera después del Apocalipsis.

José Luis Zárate