De las Grandes Reformas

Hace rato me dio por colgar en redes sociales (lo hago de vez en vez) un enlace a algún texto del archivo en esta bitácora. Siguiendo el hilo de una conversación, fuera de línea, sobre el poder judicial, y tras haber escuchado en la radio uno de tantos anuncios gubernamentales que hablan, al parecer, de un mundo paralelo cuyo México va de maravilla, recordé “Crónica del Gran Reformador” de Héctor Chavarría, aquel cuento –clásico subterráneo, de la muy mal entendida ciencia ficción nacional– en el que los aztecas conquistan Europa creando una realidad alterna. Ésta apenas se vislumbra, pero en ella la cultura mexica predomina en el mundo entero, envía sondas a otros planetas y tiene un desarrollo tecnológico, y filosófico, que parece superar a los del Occidente de nuestro mundo “real”.
      Puse el enlace, y pienso ahora, como hace rato, que el mero acto de proponer una narración triunfal para las culturas originarias de este país tiene que ser un acto provocador: va en contra de siglos de prejuicios fomentados por el racismo nacional.
      Por otra parte, hay un detalle que cabe considerar: si bien el texto está escrito en español, que es la lengua materna del autor y aquella en la que ha creado toda su obra, se supone escrito desde esa otra realidad en la que todos hablan náhuatl y tienen nombres semejantes a los de los antiguos aztecas. Estaría –en su propio mundo ficcional– escrito en náhuatl. Pero hasta donde sé el cuento no ha sido traducido nunca: ni al náhuatl ni a ninguna otra lengua.
      Fuera de México, traducida a otras de las lenguas occidentales, la narración de Chavarría podría tal vez insertarse en el movimiento, todavía en sus comienzos, de traducción de autores mexicanos ajenos a las élites establecidas y los subgéneros “autorizados” durante el siglo pasado de la literatura nacional. Pero creo que sería aún más importante que la reflexión sobre la historia que propone el texto de Chavarría –y que otros más podrían proponer también– se abriera paso entre los hablantes de las lenguas mexicanas. ¿Cuál sería la lectura de la ucronía propuesta en “Crónica del Gran Reformador” entre los hablantes del náhuatl? ¿O, para el caso, del mixe, o del zapoteco, o del tzotzil?
      Apenas hay traducciones de la literatura mexicana en español a esas lenguas. Y apenas hay atención a lo escrito inicialmente en ellas, en especial si sale de cierto conjunto de temas preestablecidos desde fuera de ellas: de una visión, francamente colonialista, de lo que las lenguas mexicanas tienen autorización a decir.
      Si no una traducción del texto de Chavarría, sí sería interesante (provocador, contestatario: necesario) que existieran otras ucronías semejantes escritas en las lenguas originarias de México, y disponibles para los hablantes de esas lenguas.

Fundacion de la Ciudad de México-Tenochtitlan (Extracto del Codice Durán)

Fundacion de la Ciudad de México-Tenochtitlan (Extracto del Codice Durán)

* * *

Recomendación: Seveneves, una novela de Neal Stephenson, narrador estadounidense famoso como miembro de la última generación del movimiento Cyberpunk (Snowcrash, Cryptonomicon). Esta novela es ciencia ficción de la vieja escuela: le importan menos los “deberes” convencionales de la construcción novelesca que el especular con grandes ideas: la novela comienza “La Luna explotó sin aviso y sin razón aparente” y el hecho precipita la devastación total de la superficie terrestre: sólo un puñado de personas consigue abandonarla y sobrevivir en el espacio. Sin embargo se trata de ideas de hoy, ancladas en consideraciones profundas: la supervivencia de las sociedades y de la especie ante una crisis inevitable y apocalíptica, el enfrentamiento de la política y la ciencia, los caminos que todavía pueden tomar la civilización y la reproducción humanas. Ah, y casi todos los personajes importantes son mujeres, al contrario de lo que sucedía en otros tiempos de este tipo de literatura.

Seveneves

Por |27/8/2015|2 Comentarios