#Escritura2018: la palabra prohibida

Seguimos con esta serie de ejercicios semanales, no obligatorios, para quienes quieran practicar diferentes aspectos concretos del proceso de escritura.

Esta semana: la palabra prohibida.

Instrucciones: imaginar a un personaje “normal”, sin atributos muy llamativos. Un ser humano cualquiera que podríamos encontrar fácilmente con sólo salir a la calle.

E imaginar también que este ser humano jamás utiliza en su conversación cierta palabra común del idioma. No una “mala” palabra, sino una palabra rutinaria y aparentemente banal. Que nunca dice –o siente mucha incomodidad al tener que decir– “moneda”, o “amarillo”, o “vientre”, o “lápiz”.

La explicación es que esa palabra recuerda al personaje un suceso vergonzoso, inconfesable, de su propio pasado: algo que le sucedió, algo que hizo o que le hicieron, y que no quisiera tener que recordar nunca más. El ejercicio consiste en escribir brevemente la historia de ese suceso, de forma que se entienda por qué queda resumido en la palabra clave elegida.

Como los demás, este ejercicio se puede realizar en privado –escrito en una libreta, por ejemplo– o publicar en algún espacio en línea. También se puede enlazar, si se desea, como un comentario a esta nota, o dejarse directamente aquí.

Importante: se vale utilizar cualquier palabra, pero es mejor si no se utilizan palabras de obvias connotaciones violentas o sexuales, que dan para sucesos más obviamente vergonzosos. También es mejor si el texto es realmente convincente a la hora de sugerir y explicar las causas de la vergüenza.

El objetivo es pensar en la caracterización de un personaje a partir de un hábito, y de cómo representar de modo plausible tanto ese hábito como al personaje entero.

*

Por si les interesa, hay más publicaciones de #Escritura2018 en el grupo de Facebook que hemos creado para ello, así como en Twitter, el sitio de Raquel y nuestro canal de YouTube (en el que está, ya, una colección de todos los videos realizados sobre #Escritura2017 el año pasado, y pronto habrá otra con los videos de 2018).

#Escritura2017: para publicar

Hace tiempo me preguntaron en Ask.fm acerca del proceso para publicar un texto ya terminado. Reproduzco aquí la respuesta: siete pasos sencillos que cubren las eventualidades más frecuentes.

Un procedimiento para seguir, cuando ya se tiene el libro terminado y no se cuenta con “palancas” o recomendaciones:
       1. Registra tu libro en el Indautor (Instituto Nacional de Derechos de Autor) si estás en México. Si no, busca alguna institución semejante en tu país.
       2. Localiza una editorial que te interese y que publique cosas similares a las que escribes. Sugiero evitar las muy grandes si estás empezando, y también aquellas que cobran por publicar. Pregunta si están recibiendo manuscritos.
       3. En caso de que sí, pide una cita con un editor o editora. Lo mejor es hablar personalmente con él o ella; lo siguiente mejor es por teléfono.
       4. Entrega tu texto (que no sea tu única copia) solamente al editor o editora, o en el peor de los casos a una secretaria (o secretario) u otro asistente. A nadie más: ni al cuate que dizque “conoce a alguien” ni a quien cuida la entrada.
       5. Al entregar, pregunta por la fecha precisa en la que ellos tendrán su dictamen (en la que te avisarán si te publican o no). Sé cortés pero firme. Te tienen que dar un plazo.
       6. Si no te han llamado un día hábil después de que el plazo se cumpla, comunícate y pregunta qué pasó. Insiste cada pocos días hasta tener una respuesta.
       7. Si te acaban diciendo que no, prueba otra vez con otra editorial.

Como extra, un video reciente de las #ListasRápidas que hacemos Raquel Castro y yo. Su tema: consejos para meter textos en concursos literarios.

#Escritura2017: Consejos y talleres, en video

Con frecuencia se recomienda a las personas que quieren escribir que lo hagan acerca de “lo que saben”, y esto se suele interpretar como que la gente debe escribir exclusivamente acerca de su propia vida y su entorno inmediato. Sin embargo, el escritor islandés Sjón (Sigurjón Birgir Sigurosson, 1962) ofrece una interpretación diferente de este consejo en un video para la serie Louisiana Channel, del Museo de Arte Moderno de Louisiana, en Dinamarca. Dice:

Mi consejo a un joven escritor o escritora sería que él –o ella– trabajara con aquello que lo forma. Con esto quiero decir que no deberíamos tener miedo de trabajar con las cosas que nos fascinaron en el momento en que éramos más impresionables. Puede haber sido la música, o los cómics, o una novela juvenil de detectives, o una Barbie con vestido de princesa, o cualquier otra cosa. Creo que a todos nos dan forma aquellas cosas que nos fascinan y nos emocionan cuando somos muy jóvenes. Yo, por ejemplo, estoy seguro de haber sido más o menos formado entre los 8 y los 12 años de edad; me parece que lo que leía entonces, la música y el cine que disfrutaba entonces, regresa constantemente, y siempre que vuelve mi escritura mejora. Así que recordar lo que nos emociona, y llevarlo más allá, a un nuevo escucha o un nuevo lector, es lo que debemos hacer. (…) No estoy hablando exactamente de eventos de la propia vida, sino de las “cosas culturales” que nos emocionan, y en esto incluyo todo lo que se produzca en los campos de la música, teatro, literatura, cualquier cosa. En mi caso, la impresión que me causaron los cuentos populares islandeses, al mismo tiempo que me impresionaban las novelas belgas juveniles de detectives de Bob Morane (…) Yo sé que estos dos elementos me formaron, me emocionaron como lector.

Aquí se puede ver el video completo.

*

Adicionalmente, en el canal de videos de YouTube en el que estamos publicando material sobre el proyecto #Escritura2017 tenemos dos nuevas listas rápidas de consejos.

Cinco consejos para escribir cuento:

Y cinco consejos para escribir minificción, con la colaboración de José Luis Zárate:

Por último, en esta charla en video Raquel Castro habla sobre los talleres literarios:

Tanto aquí como en el canal, en Ask.fm o en el sitio de Raquel estamos atentos para conversar y recibimos peticiones sobre temas a tratar en futuras entregas de #Escritura2017.

#Escritura2017: Tres ejercicios para crear personajes

Durante varios años, aquí en Las Historias aparecieron periódicamente ejercicios de escritura (todos los cuales se pueden ver en el archivo del sitio). Ahora que estamos con el proyecto #Escritura2017, además de publicar ejercicios nuevos haré selecciones de los ya existentes, pensando en que pueden ser de utilidad. Aquí está la primera de esas selecciones: tres ejercicios para crear personajes a partir de imaginar partes del pensamiento –la vida interior– de los mismos.
      Las instrucciones de cada ejercicio se dan en los enlaces:

  1. ¿Cómo alteran los celos la percepción de un personaje? Las emociones influyen en nuestros actos y nuestros pensamientos. Y más aún las emociones fuertes.
  2. ¿Dónde encuentran la belleza nuestros personajes? Puede no ser donde la encontramos nosotros: puede ser en el arte pero también en el futbol, en la publicidad y casi en cualquier sitio, y conocer en dónde nos permite conocerlos mejor.
  3. Si un personaje fuera escritor, ¿qué escribiría? Este ejercicio invita a imaginar parte del pensamiento de un personaje, que por supuesto se manifestaría en sus escritos, si éstos existieran, igual que nuestro pensamiento se manifiesta en todo lo que nosotros escribimos.

Y como extras:

  1. Una nota más: algo sobre la teoría de la fisura del novelista Georges Simenon, útil para imaginar personajes a partir de sus defectos.
  2. Y un video reciente: una conversación sobre cómo perder el miedo a escribir (a la famosa página en blanco) transmitida inicialmente en Periscope.

Ojalá todo esto les pueda ser útil.

20 consejos para escribir novela

He aquí 20 sugerencias de escritura que pueden ser útiles, en especial, para personas que comienzan a escribir novela. Tienen que ver con cómo organizarse para la escritura, qué errores evitar y cuáles estrategias emplear incluso aunque su utilidad no parezca obvia. Además, hay consejos sobre la escritura narrativa en general. Y, para variar, todo viene en video:

* * *

Este año, mi esposa, Raquel Castro, y yo hemos estado haciendo estos y otros videos: transmisiones por un canal de Periscope (los martes, alrededor de las 9:00 pm, hora de la ciudad de México), y #ListasRápidas: cortos de divulgación por un canal de YouTube. No pretendemos compararnos con los booktubers –que actualmente hacen una labor sin precedentes de difusión de la lectura–, pues además de que nuestros videos tienen otro formato, entre Raquel y yo tenemos la edad de cuatro o cinco de ellos, así que somos de lo que este otro video define como la “vieja guardia”.
      En todo caso, hay espacio para todos en la red. Ojalá estos consejos puedan servir.
      Y, como se dice, agradeceremos sus visitas, sus “me gusta” y sus suscripciones: sus donaciones de dopamina para la vida virtual, pues. 😉